La importancia del diseño de interiores

La importancia del diseño de interiores

¿Alguna vez has estado sentado en una cafetería y has notado una inexplicable sensación de cálida acogida? 

Aunque muchas veces no seamos conscientes de ello, los espacios que nos rodean juegan un papel muy importante en la vida de todos nosotros. 

Un hogar o un espacio de trabajo no son solo lugares donde pasamos muchas horas: son también una parte de nuestras vidas que tienen un gran impacto en nuestro bienestar emocional.  

Las señales que desprende el entorno influyen directamente en nuestras emociones y las moldean, transportándonos hacia un estado de relajación, de belleza, de alegría o de soledad.

Cómo se decora un espacio, cómo se distribuyen sus elementos, cómo se eligen sus colores o cómo se diseña la luz…son un conjunto de decisiones que definirán inevitablemente la experiencia sensorial de cada persona que pise el lugar. 

Es por ello que, si bien un interior tiene que ser funcional, esta funcionalidad tiene que asentarse sobre unas bases previas que definan el carácter estético del proyecto en función de sus objetivos o de los rasgos personales de las personas que lo habiten. 

Un diseño de interiores efectivo aportará una percepción concreta del espacio a sus ocupantes. Generará emociones concretas, replanteará su estado anímico, los transformará. Porque transformar un espacio significa también esto: transformar la visión de las personas que lo ocupan. 

Escoger un determinado color puede abocarte al desánimo o elevar tu felicidad; escoger una determinada luz puede ayudar a concentrarte o conducirte al sueño, escoger una determinada decoración puede aumentar tu nerviosismo o paliarlo. 

Un buen diseño estudiará quién eres, cómo es tu proyecto, y encontrará las combinaciones precisas para que transmita tu esencia de la forma más efectiva posible. 

El Proceso: cómo trabajo

Siempre digo que un espacio es, por encima de todo, lo que son las personas que lo ocupan: sus experiencias, sus objetivos y su esencia. 

Cuando trabajo con un proyecto, me gusta seguir siempre un mismo proceso metodológico. Un proceso que me permite entender en profundidad qué necesitas y poder plasmar esta esencia en el trabajo de interiorismo.

Encontrando tu way of being

Para trabajar contigo, debo conocerte en profundidad. Necesito prestar atención a tu historia para poder humanizar el proyecto en función de quién eres o de qué quieres. 

De la mano, te ayudo a encontrar cuál es tu way of being: esta forma de ser única que debe reflejarse en cada pedazo del proyecto, ya sea tu hogar o tu negocio. Además de crear un espacio funcional y práctico, que aproveche todos los recursos del lugar, necesito realizar el estudio de un diseño sensitivo basado en el usuario para que el acabado refleje tus gustos y tu esencia.

Cómo te acompaño durante el proceso

Me gusta ofrecer la posibilidad de brindarte un acompañamiento integral que va desde la búsqueda de tu hogar o local, hasta el acompañamiento a visitas para comprobar la correcta evolución del proyecto. 

Mi experiencia en el sector me permite ayudarte a conseguir el espacio correcto. Porque claro está: elegir el espacio más adecuado para ti será una de las decisiones más importantes que tomarás y que tendrá un impacto directo en el resultado final.

El proceso es para ti si…

  • Quieres un espacio que sea único: no una copia de lo que has visto en las revistas.
  • Buscas a alguien de confianza que te acompañe a lo largo del proceso.
  • Quieres encontrar una solución que encaje perfectamente con tus necesidades.
  • Si tienes una idea de proyecto, pero no sabes cómo enfocarla. 
  • Quieres desarrollar un proyecto muy personal que te haga sentir parte de él. 
  • Si te gusta redescubrir nuevas formas. 
  • Si crees en los beneficios que un buen diseño puede aportar en tu día a día. 

Si quieres conocer más sobre el proceso, puedes escribirme aquí para que te cuente más sobre cómo podríamos trabajar juntos en tu proyecto. 

Estaré encantada de conocerte y hablar.